Ejes de trabajo

Estos son algunos de los principales ejes de nuestro trabajo político y parlamentario aunque no los únicos. Acá encontrarás el fruto de una larga experiencia que combina estudio, experiencias de vida, trabajo territorial y social, capacitaciones, intercambio con organizaciones y especialistas.

GÉNERO

Análisis de situación:

A partir del primer NI UNA MENOS del 03 de junio del 2015 las mujeres y el feminismo dimos un salto en constituirnos como un actor político que disputa poder real en la sociedad argentina. Un país donde una mujer es asesinada cada 29 horas producto de la violencia machista. Donde la clandestinidad del aborto es la principal causa de muerte de personas gestantes. Donde la brecha salarial entre varones y mujeres es del 30%. Donde las jóvenes están desempleadas en un 19,5%, un 135% mayor que la cifra general de desempleo y la más alta del continente. Y donde el 100% de las mujeres dicen haber sufrido acoso callejero alguna vez en su vida.

Estas preocupantes cifras se mantienen casi constantes hace más de una década. Un día la sociedad argentina dijo basta y cientos de miles de mujeres salimos a las calles a pedir justicia por Chiara Paez. Fue aquel 3 de junio del 2015, cuando cientos de miles le hicimos el primer paro nacional al Gobierno de Mauricio Macri. Las mismas que un año después seríamos dos millones reclamando por el aborto legal en Argentina.

El feminismo vino para quedarse y para marcar y marcarle la agenda a un sistema político que cuenta con niveles altísimos de descreimiento, sobre todo en les jóvenes, que supieron ver en el feminismo y sus modos de hacer política una alternativa, un camino para el verdadero cambio.

Todo proyecto político que piense en un futuro más justo para nuestra sociedad tiene que ser feminista como condición sine qua non. No puede haber justicia social sin feminismo, sin equidad real de oportunidades entre los géneros.

Lo que logramos y lo que nos falta:

Desde SOMOS nos reconocemos y constituimos como un partido político feminista que lleva en alto los reclamos del feminismo y las disidencias, pero que también incorpora en su conformación la visión y las prácticas feministas de hacer política.

Desde mi función como Diputada, considero que el feminismo ha marcado agenda parlamentaria y podría resumirse en la sanción de madrugada de la ley de paridad de género en las listas legislativas y la media sanción del proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Pero el feminismo no sólo ha puesto temas en la agenda la una Cámara de Diputados que hasta hace algunos años parecía indemne a la violencia de género, el aborto, la feminización de la pobreza. Lo más interesante que ha traído el feminismo a la Cámara de Diputados es una nueva forma de hacer política que se expresa claramente en éstas dos leyes que menciono.

Tanto la paridad, como la media sanción de IVE, fueron producto de un arduo trabajo de mujeres diputadas de los diferentes bloques políticos. Aún con diferencias ideológicas sustanciales, logramos avanzar en pos de conquistar derechos para las mujeres. Hemos podido dejar de lado nuestras diferencias y construir consensos, tejiendo redes y conquistando sanciones fundantes.

Para el futuro espero que estas nuevas formas, las formas feministas de horizontalidad, escucha y sororidad, nos encuentren unidas para seguir luchando por más y mejores leyes. Vamos por la sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, por la sanción del Acoso Sexual Callejero, por el Cupo Laboral Trans, por la reforma de las leyes laborales para eliminar la brecha salarial, por lactarios en los lugares de trabajo, tantos públicos como privados, para que las madres puedan amamantar a sus hijos.

En definitiva, vamos por más y mejores derechos para todas las mujeres.

DD.HH.

Análisis de situación:

A partir del año 2016, el Poder Ejecutivo Nacional, viene desarrollando una serie de medidas que ponen en riesgo el cumplimiento de los DDHH básicos en nuestro país.

Así, el Estado ha desplegado múltiples decisiones que pusieron en riesgo los Derechos Sexuales y Reproductivos; los Derechos de los Pueblos Originarios; los Derechos de las Personas migrantes, la persecución y juzgamientos de los Delitos de Genocidio y Lesa Humanidad; el Derecho a un vida digna y no signada por la pobreza y la exclusión; el Derecho a la protesta, el tratamiento de las condenas de presos/as; entre otros.

Ante ello, participamos en forma activa de diversas acciones, ya sea en forma parlamentaria, política y jurídica.

Lo que logramos y lo que nos falta:

En el mes de mayo de 2017, cumplimos un papel fundamental en la histórica sanción de la Ley 27362, mediante la cual se dispuso que el beneficio del “2x1” no resultara aplicable a conductas delictivas que encuadraran en la categoría de delitos de lesa humanidad, genocidio o crímenes de guerra. Asimismo, actuamos en forma activa cada vez que el gobierno nacional intentó poner en duda las políticas de memoria, verdad y justicia; exigiendo la continuidad del juzgamiento de todos los responsables de los crímenes de la última Dictadura Cívico-Militar.

Asimismo, participamos en la redacción y presentación de los proyectos de Ley para declarar la emergencia alimentaria en nuestro país. Las políticas de ajuste y hambre llevadas a cabo en los últimos meses, afectaron notablemente el Derecho Humano a una vida digna y al acceso asegurado a los servicios esenciales que aseguran las condiciones mínimas de todo ser humanos. Ante ello, no solo tuvimos una activa participación legislativa, sino también presentamos amparos ante la Justicia Federal exigiendo el pleno respeto a los Derechos Humanos vulnerados con esas políticas de hambre y exclusión.

Aún hoy en día, y pese que en gran parte del mundo la guerra a las drogas comienza a dejarse de lado por su probada ineficacia, nuestro país sigue sin garantizar el DDHH a la salud de todos los ciudadanos. Y sigue criminalizando a quienes necesitan acceder al cannabis con fines medicinales, o bien, a aquellos que consumen cualquier tipo de droga con fines de recreación. Es por eso que participamos activamente en diversas actividades parlamentarias, políticas y jurídicas, con el objetivo de que se aseguren estos Derechos mínimos.

Sin lugar a dudas la criminalización de la protesta social también viene afectando el Derecho. humano básico que asegura la protesta como método ciudadano de participación. Dicha afectación se encuentra agravada por el hecho de que la misma viene siendo ideada por el Ministerio de Seguridad de la Nación y orquestada ilícitamente por el personal de las fuerzas de seguridad a su cargo, causando decenas de heridos/as y cientos de detenidos/as y procesados sin causa o justificación alguna.

Esa actitud antidemocrática nos obligó a exigir en reiteradas ocasiones el respeto al derecho a la protesta por parte de las autoridades políticas y judiciales, y la no criminalización bajo ninguna circunstancia de quienes ejerzan ese derecho básico de toda democracia.

La Doctrina Chocobar instada por el Presidente de la nación, e instrumentada en forma inconstitucional por la Ministra de Seguridad, también nos obligó a exigir su derogación inmediata, por lo que concurrimos ante la Justicia Federal y exigimos su no aplicación.

En definitiva, este periodo de la historia argentina nos encuentra en plena defensa de los DDHH de todos y todas. Seguiremos trabajando no solo en su defensa, sino también en ampliar la mirada y aplicación de los mismos en nuevas categorías, aun hoy no desarrolladas en el mundo, como por ejemplo la aplicación en nuestro país de los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos.
Así será.

ECONOMíA

Análisis de situación:

Dada la actual situación económica y social en la Argentina, se deben replantear pilares fundamentales del modelo económico para que la población que habita el territorio argentino goce de un mínimo bienestar. Algo que está a contramano de lo que viene sucediendo con en los últimos años con el gobierno de Cambiemos.

Según los recientes datos publicados por la ONU la pobreza alcanza al 38% de la población, sumado al preocupante dato de 48% de pobreza para menores de 17 años, según la medición multidimensional.
Si tomamos la medición de línea de ingresos, la pobreza alcanza a más de un tercio de la población argentina representando casi 8 millones de personas. La indigencia supera el 5%, esto significa que hay cerca de 1,4 millones de personas que pasan hambre, en un país que produce alimentos para 400 millones de personas. Las consecuencias del modelo económico de concentración están impactando de lleno, sin un futuro de prosperidad a la vista.

Luego de 3 años, la actividad económica sólo creció en 2017. Tanto 2016, 2018 y 2019 marcan años de retracción para la actividad económica. La industria manufacturera ha sido uno de los sectores más golpeados por este modelo, con una pérdida superior a 110.000 puestos de trabajo en blanco. La construcción, de la mano de la obra pública, traccionó la actividad en 2017, pero luego del ajuste provocado por la devaluación que comenzó en abril 2018, sufrió un recorte total para las obras.

Cada día son más las pymes que cierran sus puertas dado el aumento de costos, la baja de ventas y el crédito a tasas muy altas. Misma suerte corren los comercios minoristas, donde la baja del consumo golpea las ventas y los costos siguen en alza.

Hay dos claros ganadores: por un lado, los sectores exportadores ligados al agro, quienes vieron multiplicados sus beneficios, no sólo por la quita de retenciones inicial, sino también por una devaluación aproximada del peso argentino de 300%. El otro gran ganador del modelo es la renta financiera. El gobierno se propuso bajar la inflación basándose en la tasa de referencia del BCRA, dando jugosas ganancias a los sectores financieros, que muy lejos de ser tener un rol de creación de empleo, sólo han multiplicado sus ganancias en base a la bicicleta financiera. Primero fue con las Lebacs, y luego con las Leliqs para los instrumentos en pesos. Los resultados del combate a la inflación están a la vista: 39% de inflación para 2016, 25% para 2017 y una estimación cercana al 48% para 2018.

La economía argentina no sólo está monitoreada por el FMI, sino que además todas las decisiones deben ser consensuadas con el organismo, luego que se solicitó el préstamo stand-by por 57.100 millones. La deuda asumida con inversores privados y con el FMI impone una carga dolarizada muy fuerte para los años 2022 y 2023, condicionando de sobremanera al próximo gobierno.

La deuda externa es un problema económico originado por el gobierno de Cambiemos. Se han colgado la cucarda de la peor administración, con el FMI otorgando un préstamo record deteriorando todos los indicadores económicos. El peso de la deuda alcanza casi un 100% del PBI. El PBI argentino está traccionado en su mayoría por el consumo, pero dado el ajuste fiscal solicitado por el FMI -el cual se vio plasmado en el Presupuesto 2019- sumado al alto deterioro del poder adquisitivo posterior a la devaluación de abril 2018, no supone que haya un repunte; al contrario, se avecina un futuro complicado.

Cambiando el foco y poniendo la atención en el empleo, la calidad del mismo se ha visto muy perjudicada, teniendo en cuenta el continuo aumento del trabajo en negro desde 2016 a la fecha. Son más de 3.000.000 de personas las que trabajan en relación de dependencia sin aportes patronales, sin cobertura médica, sin paritarias. Son cada vez más las personas que buscan trabajo, dado que los ingresos en los hogares no son suficientes; en un contexto de alta inflación, tarifazos y profunda pérdida de poder adquisitivo. De hecho, esta pérdida durante el gobierno de Cambiemos alcanza al 20% de deterioro del salario real. Las consecuencias de la crisis económica, tiene una repercusión mayor en las mujeres. Son ellas las que salen a buscar el ingreso extra, pero muchas no consiguen trabajo, por lo que pasan a engrosar la fila de personas desocupadas, que suman ya un total de 1.300.000. También el crecimiento de empleo en negro es mayor para las mujeres que para los varones. En conjunto, lo mencionado sobre el mercado laboral, da una perspectiva compleja a nivel social hacia adelante.

PROPONEMOS

Para llegar a un desarrollo sustentable como país, debemos priorizar el buen vivir de las personas, en equilibrio con el ambiente. Para eso concebimos el Estado como el único actor que puede abordar el proceso con una visión de largo de plazo.

El primer cambio a efectuar es la anteojera con la cual se mira a la economía, o sea el modelo económico. Se precisa de un Estado que esté presente en la economía. El mercado nunca ha sido eficiente para distribuir recursos. Los sectores más vulnerables y desprotegidos pierden derechos cada vez que se libra una decisión al mercado. El Estado debe ocupar un papel preponderante como ordenador de la economía, estableciendo prioridades y puntos estratégicos. El Estado no puede ocupar tan sólo el papel de “corrector de fallas de mercado”. La centralidad del Estado no trata sólo de la regulación de mercados, sino que debe intervenir en la economía en pos de reducir la pobreza y por sobre todo la desigualdad. El rol del Estado a diferencia del papel en el pasado debe contar con flexibilidad, acompañando capital privado, mediante su estimulación y direccionamiento.

Se debe reforzar la competencia en sectores estratégicos con apoyo a las energías renovables con un papel muy relevante para el ámbito de la investigación y la innovación.

Se debe establecer un piso de dignidad humana, donde no sólo la vivienda sea indispensable, sino también el acceso a servicios básicos como agua, electricidad y gas. La condición económica igualitaria, no sólo se enmarca en la pobreza o la desigualdad, sino que además precisa de una profunda visión de género. Es necesario avanzar hacia la igualdad del mercado de trabajo en hombres y mujeres igualando derechos y salarios. La brecha salarial debe ser derribada, en todos los niveles jerárquicos, así también deben ser promovidas políticas en pos de que las mujeres tengan condiciones igualitarias para acceder a los cargos de mayor responsabilidad.

Los capitales especulativos deben tener una estancia predeterminada en el país, se deben establecer plazos mínimos de permanencia y montos de compra razonables.

Las retenciones actuales de $4 por cada dólar exportado, tienden a licuarse a medida que sube el tipo de cambio, por lo cual se debe establecer un porcentaje fijo por cada dólar exportado.

Impulso de una reforma impositiva progresiva. Por un lado, orientada a la Pymes para fortalecer su rol en la cadena productiva. La importancia de las Pymes, radica en que son un engranaje fundamental en la creación de empleo para Argentina. Otro punto importante para la reforma es el balanceo entre impuestos al consumo y la renta, ya que por ejemplo el IVA grava a ricos y pobres por igual, pero afecta más al segundo grupo ya que dedican una mayor proporción de ingreso a la subsistencia. Por eso es de vital importancia impulsar una ley como la de baja del IVA en la Canasta Básica Alimentaria.

El acuerdo con el FMI supone una carga extremadamente pesada para las próximas administraciones nacionales. Para garantizar una economía con rostro social, que fomente el consumo y favorezca la creación de empleo, debe haber una renegociación profunda del acuerdo hecho por Cambiemos.

Para recuperar el poder adquisitivo y fomentar la actividad económica, se impulsará:

  • Recomposición de pérdida generada a jubilaciones y pensiones.
  • Ley de góndolas para evitar abusos de los intermediarios en la cadena comercial.
  • Revisión de tarifas de luz, el gas y el agua. Que no puedan aumentar más que los salarios.
  • Créditos para la producción: establecer un programa para que las empresas, y por sobre todo las pymes, puedan financiarse a tasas accesibles.
  • Liberación de paritarias para recuperar el salario real 
  • Prioridad a la agenda científica tecnológica, eje central para pensar un desarrollo nacional.
  • Restablecer el sistema de monitoreo de las importaciones.

CANALES OFICIALES

Facebook

Twitter

Instagram

Youtube

#SomosVictoria