Seleccionar página

Tengo el orgullo de ser la primera firmante del Proyecto de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y gratuito que se presenta hoy otra vez en la Cámara de Diputados.

Quiero resaltar que el año pasado quedó demostrado que el debate se agotó, y que ganó la sociedad.

Tenemos el proyecto de la Campaña sobre el cual hay un piso de consenso en la Cámara, donde 129 diputados votaron a favor. El diputado o la diputada que cambie ese voto por presión de los sectores conservadores es alguien que no puede ser elegido para ejercer cargos públicos: que se dedique a la función privada.

Hay que entender que este es un derecho de salud pública para las mujeres. Por eso lo presentamos hoy 28 de junio, Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer.

En este año electoral necesitamos meter senadoras y senadores que entiendan la legalización del aborto desde esa perspectiva. Entre otros distritos, la Ciudad de Buenos Aires renueva los tres senadores, de los cuales sólo uno (Fernando Pino Solanas) votó a favor de la ley.

El año pasado quedó claro que el proyecto se gana en la calle y que recién después se vota en el Congreso. Sin la fuerza de las mujeres en la calle no hubiéramos tenido media sanción, ni la vamos a volver a tener.

Por eso hoy nos volvemos a ver. 
Otra vez más, hasta que sea Ley.