Seleccionar página

Vengo de presenciar en la Feria del libro el lanzamiento oficial de Sinceramente. Antes que nada quiero agradecerle a la Dra. Cristina Fernandez de Kirchner, por haberme invitado en representación de mi espacio político y de mis compañeras y compañeros que militan todos los días.

Estuve, durante la mayoría de los años de su gobierno, distanciada políticamente del kirchnerismo. También durante todos esos años voté y acompañé todas las leyes que fortalecieron el Estado. Corrió demasiada agua por debajo del puente y, fundamentalmente, hoy tenemos la obligación ciudadana, de derrotar en las urnas a un proyecto de poder económico, político y social, encabezado por Macri y Vidal, que vino a desorganizarle la vida a la gente. Son, como dice el libro, el “caos”. Y es a esto a lo que tenemos que decirle basta. Pero basta de verdad. Y para ello es necesaria la unidad más fuerte posible.

Me gustó el discurso de la ex Presidenta. El lugar preponderante que les dio a los jóvenes. La mención a los espacios de poder y el rol de la mujer. Represento a SOMOS, un partido político esencialmente joven, feminista y latinoamericanista.

También me pareció interesante la mención a la necesidad de “contrato social”. Como dijo Cristina, un “contrato de un ciudadanía responsable”. Y que involucre a todos y todas. A los empresarios, a los sindicalistas, a los dirigentes sociales, a los trabajadores, a los que tienen un plan de trabajo.

Porque la unidad, insisto, es el único camino para recuperar la esperanza. Porque la salida de la crisis se construye en unidad, aceptando la diversidad y miradas diferentes, sin que esas diferencias nos lleven de alguna forma beneficiar a este modelo de hambre y exclusión. Y porque la esperanza la vamos a conquistar entre todas, todos, todes. Le guste a quién le guste. Le moleste a quién le moleste. A partir del 10 de diciembre animémonos a escribir una nueva historia. No es momento para ser neutral.